Estaciones de la Linea 2

miércoles, 2 de abril de 2014

“Las críticas solo nos confirmaron que la Línea 2 del Metro va por el camino correcto”

Gracias a IncaMancoCapac

CARLOS PAREDES. Ministro de Transporte y Comunicaciones. Magíster en administración y CEO Management de la Universidad Northwestern.
Celebra. El ministro Carlos Paredes insiste en que la concesión otorgada el pasado viernes 28 de marzo es algo histórico para el país. 
Alejandra Cruz Cuevas.

Desde que el viernes 28 de marzo se adjudicó la Línea 2 del Metro de Lima, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes, se está dando un largo baño mediático. Han pasado cuatro días desde que se otorgó la buena pro al único consorcio que quedó en carrera, pero Paredes sigue respondiendo todas las preguntas con una sonrisa, trasluciendo su conformidad con el resultado del concurso.

Ha celebrado esta concesión como un triunfo histórico. Pero las críticas no han faltado, sobre todo desde que los otros postores se retiraron. ¿Sintió que se hizo una campaña, dirigida por grupos interesados, en contra del proyecto en algunos medios de comunicación?
Voy a respondérselo así: me sorprendió la reacción de dos o tres medios ante un proyecto de esta trascendencia, al que todo peruano bien intencionado debería sumarse. La misma Cámara de Comercio de Lima ha dicho que además de beneficiar a los 10 millones de personas en Lima y Callao, este megaproyecto favorecería una inyección de recursos de cerca de mil millones de dólares anuales en la economía.

Pero cuando el valor total de una obra es de US$ 5.658 millones y sobrepasa lo que se invierte en educación o salud es normal que surjan críticas.
Las críticas son bienvenidas, pero cuando están bien sustentadas y son constructivas. De lo contrario, se cae en la irresponsabilidad de la declaración ligera. Uno se da cuenta cuando la declaración es para la foto o exacerbada en demasía. Es más, hace un tiempo los mismos críticos nos exigían dejar de retrasar el proyecto y concesionarlo sin estudios. Pero, felizmente, están los medios que transmiten la información completa y que nos han permitido demostrar que hemos sido muy escrupulosos.

El ex ministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo dijo que la construcción de la Línea 2 podría costar US$2 mil millones menos si se hacía elevada o mixta.
Esa crítica fue recogida por el Colegio de Ingenieros del Perú, haciéndola suya. Proinversión les solicitó por escrito hacernos llegar el sustento técnico de la misma y quiénes serían los especialistas que con su nombre la acreditaban, porque demanda estudios similares a los que nosotros hicimos para el planteamiento del proyecto. Hasta ahora no nos han hecho llegar respuesta alguna. Sin embargo, agradecemos la crítica pues nos obligó a revisar exhaustivamente lo que se había hecho y confirmar que vamos por el camino correcto.

¿Para decidir que la línea sería subterránea, el ministerio calculó cuánto habría costado si hubiese sido mixta o elevada?
Esta decisión la tomamos asesorados por la consultora internacional Geodata, que tiene 27 años de experiencia realizando estas labores en diferentes metros del mundo. Ellos presentaron varios factores que impactaban el análisis costo beneficio para determinar cuál era la alternativa más eficiente.

Usted ha mencionado varias veces el factor tiempo.
Claro, solamente eso habría encarecido US$ 1.200 millones el proyecto. Nuestros estudios indicaron que un método de trinchera cubierta (un túnel construido desde arriba a 6 metros de profundidad) o un vía ducto elevado habría hecho que la obra no estuviese lista en 62 meses, sino en 9 años y 4 meses. Y cada año que se demora la construcción le cuesta, además, a  Lima y Callao US$ 4 mil millones.

¿Pero ese incremento en el valor de la obra serían costos indirectos?
Algunos sí, pero también se generarían mayores costos directos por factores como las interferencias, que se hacen evidentes cuando se usa el sentido común y más cuando se hace un análisis técnico.

Las interferencias son las líneas de agua, desagüe, luz, cables, fibra óptica, telefonía, gas..
Así es, y removerlas y reubicarlas demoraría la ejecución de la obra pues demanda autorizaciones. Pero, además generaría un sobrecosto adicional de varios cientos de millones de dólares. Cuando se hace un metro (tren), a 20 metros de profundidad, la posibilidad de encontrar estos elementos es muchísimo menor, que si lo haces sobre la superficie plantando postes para sostener el viaducto.

¿El número de expropiaciones a realizar también se habría incrementado en caso de hacer el metro mixto o elevado?
Así es, y este es un costo que asumirían los peruanos y peruanas directamente. Pero que además no viene solo, sino que muchas veces cuando expropias locales de oficinas o negocios, los perjudicados te van a pedir reconocer también el lucro cesante. Poniendo estos factores y otros más (como la pérdida de horas/hombre y las molestias en la superficie que generarían las alternativas) sobre la balanza fue que tomamos la decisión de que toda la línea sea subterránea.

¿Esto sigue alguna tendencia que se esté dando a nivel mundial o es algo innovador?
Esto no es descubrir la pólvora, en los últimos diez años el 70% de los metros construidos a nivel mundial son subterráneos porque son la mejor opción en el largo plazo. Y estamos acometiendo este proyecto con visión a los próximos 50 años de Lima y Callao.

Por otro lado, los sobrecostos que se generen, porque el concesionario encuentre condiciones geológicas distintas a las que se le indicaron, son los únicos que asumiría el Estado. ¿Cómo se acotó este riesgo?
Se hicieron estudios geológicos y geotécnicos más profundos. Entre estos, hicimos más calicatas, que son perforaciones de 20 metros de profundidad por uno de diámetro, para sacar muestras que nos permitieran saber los componentes del suelo y su cohesión. Esto lo hicimos a lo largo de los 35 kilómetros de la ruta de la Línea 2 y el tramo de la Línea 4.

Lo otro que genera preocupación es la calidad y confianza de algunos de los miembros del Consorcio Nuevo Metro de Lima. ¿Para la concesión de la Línea 2 se solicitaron indicadores de solvencia financiera?
En el tema financiero, lo fundamental fue el patrimonio neto y en función de eso nos dio un indicador de solvencia. Pero no hay que olvidar que también se pusieron requisitos de experiencia, que garantizara está capacidad de asumir a cabalidad las obligaciones contractuales. Y, además se ha sido enfáticos en que el ganador dejará una garantía de US$ 50 millones para la firma del contrato y de US$ 800 millones para la ejecución del proyecto. Otorgar la buena pro fue un gran logro, pero la verdad que es solo un pasito y nuestra labor fuerte se dará en supervisar la ejecución.

¿Ya hay fecha para la firma del contrato?
El consorcio se ha comprometido a firmarlo el 1º de mayo porque ya tiene casi cerrado su financiamiento con un grupo de bancos. Podrían demorarse un poco más en firmar porque aquí cuenta que se cumplan los compromisos de culminación de obra. Pero si comienzan pronto eso les dará mucha más capacidad de maniobra.

http://www.larepublica.pe/02-04-2014/las-criticas-solo-nos-confirmaron-que-la-linea-2-del-metro-va-por-el-camino-correcto 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada