Estaciones de la Linea 2

domingo, 27 de abril de 2014

La rebelión de los pasajeros

En las últimas semanas arreciaron los accidentes, causados -sobre todo- por el transporte público, pero también aumenta la reacción y protesta de ciudadanos que piden frenar la muerte en las pistas. Llaman a un Paro de Pasajeros para el 30 de abril y preparan otras acciones.  
Texto: Raúl Mendoza.


Shanny Robles tiene los ojos cansados de quien ha llorado mucho. Es una víctima reciente del dolor que casi a diario causan los vehículos de transporte público que se disputan pasajeros en las pistas de Lima. La muerte llegó a su casa la mañana del 10 de abril: su mamá, María Robles, salió temprano ese día sin despedirse y perdió la vida cuando la combi de la empresa Orión en la que iba chocó con otra en medio de un ‘correteo’.
“Era mi día de descanso, así que dormí hasta tarde. Me extrañó que mi mamá no estuviera en la casa, así que la llamé a su Nextel y me respondió un señor. Cuando le pregunté por qué tenía el celular de mi mamá, me preguntó mi nombre y el de ella. Yo le pedí explicaciones, desconfiaba. Pero era un policía y al final me dijo que fuera a la comisaría de Miraflores porque había ocurrido un accidente muy grave”, cuenta.

Acudió al lugar y allí se enteró de lo ocurrido. Aunque al comienzo estuvo en shock por lo doloroso del suceso, poco a poco se ha ido resignando a la idea de la pérdida. Hoy está pendiente de cómo avanza el caso a nivel policial, pero también se ha dado tiempo para impulsar una cuenta en Facebook llamada “La voz de quienes nunca llegaron a su destino” para unir a los deudos de las víctimas de accidentes de tránsito.
Un lazo negro es el símbolo de la página. En dos días logró más de 700 seguidores, la mayoría personas que perdieron a un ser querido. “Posteamos información sobre accidentes y creamos conciencia en las personas, en choferes, cobradores y usuarios del transporte, acerca de la prevención y la seguridad en las pistas”, dice. Hoy su iniciativa es parte de un colectivo más grande: Ciudadanos Contra la Impunidad en el Sistema de Transporte (CIST). Allí, ella y otras personas apoyan con su presencia y su testimonio.

Para Shanny, locutora de radio y televisión, el accidente donde murió su madre ha sido como un disparador de la protesta de la gente porque a partir de ahí el tema de la inseguridad y la impunidad que campea en las pistas de Lima y de todo el país se ha puesto en la agenda pública. "No podemos quedarnos con los brazos cruzados, hay que actuar", dice Shanny.
Paro de pasajeros
CIST es una iniciativa que agrupa al Colectivo Cambalache Siglo XXI; la Defensoría de Víctimas de Accidentes de Tránsito (Devatran); la Voz de quienes nunca llegaron a su destino; el Colectivo de Usuarios del Transporte Urbano de Lima y Callao; y Paro de Pasajeros, una página de Facebook. La primera acción pública de CIST fue la "Caminata por la Justicia” realizada el 21 de abril para denunciar a la empresa Orión ante la Municipalidad del Callao.
"Dijeron que no hubo gente, pero hay que aclarar que no se trató de una marcha sino de una caminata para entregar un documento", dice el abogado Eddy Sernaqué, representante de Devatran. En su oficina del centro de Lima, y como parte de CIST, explica que ahora están trabajando para que el 'Paro de Pasajeros' convocado para el 30 de abril tenga impacto a pesar de que muchos no lo crean posible.

El paro del CIST llama a los usuarios del transporte a evitar subir –en la medida de sus posibilidades– a buses, combis y custers, y usar otros medios de transporte como el Metropolitano, el Tren Eléctrico, tomar taxis en grupo o usar sus bicicletas. "Sabemos que no todos lo harán. Entonces, otra forma de protesta contra la impunidad y la injusticia en las pistas es usar una prenda blanca ese día, ya sea un polo, una camisa, una blusa, o un listón blanco", dice.
También habrá una vigilia y concentración en el Parque Kennedy de Miraflores entre las 7 y las 11 de la noche. 

El Colectivo Cambalache Siglo XXI, que apoya el paro, fue creado por Ivo Dutra padre, quien perdió a su hijo Ivo, fotoperiodista que trabajaba en la revista Hildebrandt en sus Trece, en un accidente ocurrido el 6 de agosto de 2011. Una custer que se pasó la luz roja lo atropelló en el cruce de Pershing con Gregorio Escobedo, Jesús María. El responsable fue justamente un vehículo de la empresa Orión, cuestionada por las muertes provocadas y por sus 4,500 papeletas y 7 millones de soles sin pagar.
"Como ciudadanos tenemos derecho a expresar indignación por lo que ocurre. La percepción es que las autoridades no han hecho lo necesario para frenar la impunidad, y se tiran la responsabilidad entre ellos. ¿No es una burla a la autoridad que las empresas deban millones por papeletas y los choferes infractores sigan circulando?". Hasta ahora los padres de Ivo no han encontrado justicia ni han recibido algún resarcimiento de la empresa.

La noche que conversamos con voceros de los colectivos que componen CIST también encontramos a Sandra Farfán, 35 años, una joven que a pesar de sus ocho meses de embarazo ha participado en las reuniones porque perdió a su esposo en un accidente de tránsito y hasta ahora no se castiga a los culpables.
La madrugada del 13 de diciembre pasado su esposo Renato Ríos se encontraba conduciendo su taxi Tico por la avenida Los Héroes, en San Juan de Miraflores, y se detuvo en una luz roja. Delante de él había un camión. Antes de que cambiara la luz apareció por detrás otro camión y lo embistió y estrelló contra el vehículo delantero. Ríos y su pasajero murieron instantáneamente. El chofer responsable del accidente ha vuelto a circular y la empresa dueña del vehículo no ha asumido su responsabilidad.

Sandra tiene dos hijos y uno por nacer. "Fui a una reunión de conciliación con la empresa, pero no han acudido a la primera cita que fue el lunes pasado", dice. ¿Quién la ayuda ahora con los gastos y la educación de sus hijos? Su vida ha cambiado por completo desde el accidente.
El paro del 30 tiene el apoyo de personas que han sufrido la pérdida de un familiar, pero también de jóvenes que impulsan esta iniciativa en las redes sociales. Es el caso del "Colectivo de Usuarios del Transporte Urbano de Lima y Callao" y "Paro de Pasajeros". "A partir de lo sucedido con la mamá de Shanny, las redes recordaron accidentes pasados y empezaron las iniciativas para boicotear a Orión y otras empresas infractoras", cuenta Hernán Villalta, coordinador del Colectivo de Usuarios.

Por su parte, André Baldeón, promotor del Paro de Pasajeros a través de una página con ese nombre, dice que la medida es un llamado de atención a las autoridades ante la impunidad, y a los conductores y cobradores irresponsables. También una muestra de solidaridad con las víctimas en las pistas y un llamado a la reflexión a la población porque vemos lo que pasa y no hacemos nada.
"Incluso es un llamado a la población para no ser peatones imprudentes", dice. En internet hay también otras páginas no vinculadas a estos colectivos que han expresado su protesta por la situación del transporte como "Fuera Orión", o "No utilices Transporte Orión", entre otras. El paro del 30, según CITS, es sólo el inicio de varias acciones para abrirle los ojos a la gente sobre el peligro al que todos estamos expuestos: 3,590 personas fallecieron el 2013 por accidentes de tránsito. Este año ya hubo 550 accidentes sólo en Lima.

DEFENSA MUNICIPAL

Los esposos Juan Salinas y Luzmila Gálvez sostienen un retrato de su hija Patricia, de 8 años, fallecida en enero del 2013. Ella fue atropellada por un bus de transporte público frente a su casa en la cuadra 1 de jirón Wari, en Barrios Altos. Ahora sus padres sufren más todavía porque muchas veces ven pasar el mismo vehículo y al mismo conductor, por delante de su casa. "El chofer se llama José Fernández Flores y sigue manejando, o hace de cobrador. Yo lo veo pasar", dice Juan contrariado.
Con el apoyo del Programa de Defensa Municipal de Víctimas de Accidentes de Tránsito (PDMVAT) ellos denunciaron al responsable y ahora están a la espera de la sentencia de un juez y de la posibilidad de una indemnización. Son parte de los cerca de 1,000 casos que el PDMVAT de la Municipalidad de Lima ha atendido, brindándoles orientación legal y ayuda psicológica.

El defensor municipal Alejandro Silva dice que la situación del tránsito en Lima es grave si nos comparamos con otros países de la región y que, aunque no existen cifras oficiales sino estimados, en el último trimestre podría hablarse de unos 290 personas fallecidas en accidentes. Por eso se hacía necesario una defensoría municipal para asesorar legalmente y apoyar en temas de salud a las víctimas del tránsito en Lima.
"Hay un aspecto a destacar respecto al trabajo realizado: si las víctimas de los 1,000 casos atendidos hubieran acudido a otro lugar a solicitar la ayuda de abogados, médicos, etcétera, hubieran gastado cerca de 2 millones 400 mil soles. Y además con todos los procedimientos para obtener los seguros del SOAT y los Afocat hemos recuperado 1 millón 420 mil soles. Es decir, hemos beneficiado a los ciudadanos con cerca de 4 millones de soles", explica.

Como parte de su labor la PDMVAT ha logrado el cierre de dos Afocats porque no cumplían con los pagos de los seguros y en la práctica, estafaban, a los usuarios. "Cuando una persona pierde un familiar en un accidente la mayoría pide en lo inmediato que los ayudemos con la reparación civil y después con el proceso penal. Por eso se debe revisar toda la normativa sobre las Afocats", dice.
¿Por qué las pistas peruanas son tan peligrosas? Hay un tema de educación vial que no funciona con los conductores. "El 80% de casos se producen por causas imputables al conductor: exceso de velocidad, manejo irresponsable, embriaguez, cruces intempestivos. Después viene la responsabilidad del peatón y en último lugar fallas mecánicas", explica Silva. Para el funcionario, si hubiera un respeto por las normas de tránsito no habría tantos accidentes, pero aquí "casi te regalan la licencia de conducir".

Como parte de su labor para crear conciencia en la población sobre los accidentes, esta area municipal llevó a cabo la campaña Recuérdame, que consistió en colgar gigantografías con una rosa roja en lugares de la ciudad con mensajes alusivos a las víctimas en las pistas. "Buscamos poner el tema en la agenda pública", dice. Cualquier persona que sufra un accidente puede acudir al Programa de Defensoría Municipal, en la dirección señalada líneas antes o contactarse a través del teléfono gratuito 0800-14191. 
Al cierre de esta nota el gobierno anunció varias medidas para frenar los accidentes viales y castigar a los conductores infractores. Ahora las empresas serán corresponsables de las infracciones y accidentes provocados por sus conductores, lo que evitará que no paguen las multas o indemnizaciones. Y un chofer ebrio que provoque un accidente también sufrirá la cancelación de su licencia de conducir y quedará inhabilitado para toda la vida.

Quizá si eso se hubiera aplicado hace unos años, Víctor Chavarry, 25 años, no hubiera sufrido un atropello y quedado con lesiones cerebrales permanentes. Un día de agosto del año pasado, él iba caminando por la cuarta cuadra de la avenida Luna Pizarro, en San Martín de Porres, cuando un automóvil se salió de la pista y lo embistió a gran velocidad para acabar estrellándose contra una casa. Él quedó inconsciente por varios días y cuando despertó no se acordaba de nada. Ni de su nombre.
El chofer que lo atropelló estaba ebrio e incluso pretendió darse a la fuga. Víctor es uno de los casos atendidos por la Defensoría Municipal –que lo apoyó con su tratamiento médico– y hoy ya está mejor, aunque se notan las secuelas de las lesiones cerebrales. Fuimos con él al lugar donde lo atropellaron y ahí todavía pueden verse las marcas que dejó el vehículo que lo arrolló en la pared de la vivienda. Él nos muestra sus radiografías cerebrales y cuenta que a veces se queda en blanco y se olvida de todo. "Por eso ya ni siquiera me quieren dar trabajo", cuenta hablando pausadamente.

Como otras víctimas citadas aquí, no ha obtenido una indemnización y el chofer que  lo dejó en ese estado está libre. Quizá la protesta, la indignación que se percibe en la población respecto al tema pueda lograr un cambio. Parece que las autoridades empiezan a reaccionar. La enorme cantidad de accidentes que ocurren cada día hacen justo y necesario el reclamo.

http://www.larepublica.pe/27-04-2014/la-rebelion-de-los-pasajeros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada